Bolivia. Evo Morales se impuso en las internas.

Bolivia. Evo Morales se impuso en las internas y la oposición exhibió su fragmentación

Sullkata M. Quilla / katari.org
El presidente Evo Morales logró un 43,7% de respaldo de sus militantes, mientras que los candidatos opositores alcanzaron menos del 6%, en las elecciones internas realizadas el domingo 27 de enero en Bolivia, de cara a los comicios presidenciales de octubre próximo.

Elecciones primarias en Bolivia
Elecciones primarias en Bolivia. Foto: Jonas Alegre ABI

A la votación estaban convocados 1.715.880 militantes de nueve organizaciones políticas y alianzas, para pronunciarse sobre sus candidatos de cara a las elecciones generales. El órgano electoral habilitó la candidatura de Morales, que gobierno el país desde 2005, para un cuarto mandato en base a un fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia, que estableció el derecho a la reelección indefinida.

Casi 350 mil militantes del MAS, 36,5% de los inscritos concurrieron a las urnas para ejercer su derecho constitucional y entre 15.000 y 3.000 de los otros ocho partidos.

Las elecciones primarias no son nada raro en el mundo, pero en Bolivia tuvieron una peculiaridad. Ocho candidatos participaron, entre ellos Evo Morales, pero ninguno compitió entre sí. La ley que las estableció fue aprobada en el segundo semestre del año pasado y fue promovida por el partido de gobierno, que tiene dos tercios de los representantes en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Congreso).

La dispersión existente en la oposición es uno de los aspectos más criticados por los detractores de Evo Morales, algo que ya sucedió en anteriores comicios. El actual mandatario nunca se enfrentó a una oposición unida y ahora va tras su cuarto periodo consecutivo. Su primera victoria electoral lo convirtió en presidente en enero de 2006, y en caso de ganar en octubre se asegurará el cargo hasta inicios de 2025, año del Bicentenario de la creación de Bolivia.

El ministro de Comunicación Manuel Canelas, señaló que “no han triunfado algunos esfuerzos menores de sabotear la elección” y “amagos de no permitir el libre desarrollo” de la votación, por parte de colectivos que consideran ilegal la candidatura de Morales. La oposición llamó a votar solo al mínimo de sus militantes necesarios para habilitar sus candidaturas de cara a las elecciones generales.

El análisis de esta situación fue totalmente distinto desde la oposición, ya que sus principales líderes coincidieron en calificarlas como un “fracaso”. “Las primarias fueron un fiasco”, escribió en su cuenta Twitter el expresidente (y principal candidato presidencial de la oposición) Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana.

Mesa añadió que casi el 70% de sus militantes “le dijo no! a Evo Morales”, quien “no pudo legitimarse ni ante sus votantes”. “Nuestra decisión de no votar fue seguida por el 95% de nuestros inscritos”, comentó respecto del boicot anunciado por su candidatura.

El senador Óscar Ortiz, candidato de Bolivia Dice No, aseguró que el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales “fracasó”. “El MAS tiene menos de 40% de los votos : Evo Morales ha sido deslegitimado por su propia militancia, debe renunciar a su candidatura».

Por su parte, el exvicepresidente boliviano Víctor Hugo Cárdenas, de Unidad Cívica Solidaridad, habló de una “humillante derrota de Evo”, a quien “el MAS no le quiere”, y consideró los resultados un “réquiem por el masismo” y el “evismo”.

Para el oficialismo las elecciones son un componente, no el único, de la democracia, y su ejercicio es de vital importancia para la gente, así como para medir la calidad del sistema político y de los partidos. Cualquier medida, discursiva y práctica, para limitar o negar en los hechos ese derecho -el voto, la participación ciudadana- es una demostración del carácter instrumental que se tiene de la democracia.

La democracia política no puede estar divorciada de la democracia económica (distribución de excedentes para el beneficio común), de la democracia cultural (reconocimiento de la existencia de pueblos y naciones originarias) y de la democracia intercultural (en la que el pueblo no sólo vota y elige, sino participa y decide). Pero no hay democracia sin voto, señala Cambio.

La convocatoria a que su militancia no participe “masivamente” sino “simbólicamente” en las elecciones primarias que ellos mismos sugirieron ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) durante dos años de intercambio de criterios para la elaboración de la Ley de Organizaciones Políticas, es una manifestación de esa doble moral con la que se comportan en su cotidianidad.

Esta hubiera sido la oportunidad de la derecha para elegir a un binomio que lo represente en las elecciones generales de octubre, si lograba obviamente una sola gran alianza. Pero más pudieron las aspiraciones personales que el sentimiento de unidad. Y la intención es la de imponer un imaginario colectivo de fracaso del binomio Evo Morales-Álvaro García Linera, escondiendo –a su vez- el tamaño real de sus partidos y la composición de los mismos.

Elecciones primarias
Elecciones primarias. Foto: Diego Valero ABI

El 27 no se elegía ningún binomio. La oposición se niega a reconocer que las primarias son la forma más efectiva que después usarán para determinar cuál de los binomios debe aglutinar a los demás con miras a las elecciones de octubre, en la línea señalada por la Embajada de Estados Unidos y defendida a gritos por varios medios de comunicación de la derecha. Y tiene un factor adicional: mostrará geográficamente la presencia de las organizaciones políticas y marcará el punto de negociación de las candidaturas para diputados y senadores.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó el domingo por la noche que el primer resultado parcial del cómputo rápido de las actas transmitidas estableció que 349.383 militantes del MAS, 35% de los inscritos, concurrieron a las urnas para ejercer su derecho constitucional y entre 15.000 y 3.000 de los otros partidos.

Los resultados parciales informados por el TSE señalan que Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), Evo Morales Ayma (candidato a la presidencia); Álvaro García Linera (candidato a la vicepresidencia): votos válidos 313.618 sobre 991.092 electores habilitados y un nivel de participación superior al 35%, mientras el Movimiento Tercer Sistema (MTS), del binomio Félix Patzi Paco y Mendieta Pérez sumó 3.802 sufragios, el 5,95% de sus militantes inscritos.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Virginio Lema -Fernando Untoja Choque obtuvo 3.077 sufragios, con un nivel de participación del 5,10% ; y la Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), Ruth Yolanda Nina Juchani-Leopoldo Richard Chui Torrez sumó 1.610 votos válidos y un nivel de participación de 3,10%.

Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Víctor Hugo Cárdenas Conde- Eric Humberto Peinado Méndez sumó 1.075votos válidos 1.075 y un nivel de participación de 4,12%. Por su parte, Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Diego De Mesa Gisbert-Gustavo Pedraza Mérida sumó 3.611 sufragios, con un nivel de participación del 5,07% de militantes
El Frente Para la Victoria (FPV), con el binomio Israel Franklin Rodríguez Calle-Faustino Challapa Flores acumuló 843 votos válidos 843, con participación del 4,96% de sus militantes, y el Partido Demócrata Cristiano (PDC), del expesidente Jaime Paz y Paola Lorena Barriga Machicao 613 votos válidos y un nivel de participación de 3,78%.

Fuente: PRENSA LATINA

MAS: 43,7 % de asistencia en comicios primarios
El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia informó hoy que el Movimiento Al Socialismo (MAS) logró un 43,7 por ciento de participación en las históricas elecciones primarias, con el 97,03 por ciento de actas computadas. El escrutinio oficial del órgano reveló que de 991 mil 92 militantes habilitados del MAS para esos comicios, 432 mil 773 votaron en siete mil 385 mesas en todo el país para respaldar al binomio Evo Morales-Álvaro García Linera como candidatos a los generales de octubre próximo.

Los votos válidos fueron 389 mil 533 (90,01 por ciento), en blanco 16 mil 911 (3,91) y nulos 26 mil 329 (6,08) de siete mil 166 actas contabilizadas. Por otra parte, los militantes de la organización Bolivia dijo No, con el binomio Oscar Ortiz-Edwin Rodríguez, alcanzaron un 6,31 por ciento de participación de 292 mil 490 inscritos.

Comunidad Ciudadana, que impulsa la candidatura Carlos Mesa-Gustavo Pedraza, obtuvo 5,60 por ciento de 88 mil 122 militantes habilitados. El Frente Para la Victoria, con la candidatura de Franklin Rodríguez-Faustino Challpa, logró 6,27 por ciento de participación de 31 mil 060 electores habilitados.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario, con Virginio Lema-Fernando Untoja, alcanzó 7,71 por ciento de participación de 58 mil 377 inscritos. El movimiento Tercer Sistema, que postuló a Felix Patzi-Lucía Mendieta, logró 7,25 por ciento de participación de 95 mil 391 electores habilitados.

PAN-BOL, que propone a Ruth Nina y a Richard Chui, obtuvo 3,64 por ciento de 92 mil 210 militantes habilitados.
El Partido Demócrata Cristiano, que impulsa como candidatos a Jaume Paz Zamora-Paola Barriga, logró 4,43 por ciento de participación de un total habilitado de 28 mil 717. Unión Cívica Solidaridad, con el binomio de Víctor Hugo Cárdenas-Humberto Peinado, alcanzó una participación de 4,93 por ciento de 38 mil 421 electores.

Oposición con menos del 6% critica participación del MAS
Un aspecto llamativo es que varios partidos opositores no lograron conseguir ni el seis por ciento de participación por parte de sus bancadas, atribuyéndose a la falta de más binomios en todos los mismos. Aunque estas organizaciones políticas tuvieron una escasa participación de militancia algunos dirigentes expresaron su sentir en torno al MAS.

El asambleísta del Sol.Bo, Edwin Herrera, expresó que: “Es una derrota fundamental del oficialismo. Ya que podríamos decir que el MAS ha perdido su núcleo”. Reforzando esta idea tanto Rafael Quispe, como así también Leopoldo Chui, diputado y candidato opositor respectivamente, consideran que el MAS ha dejado de existir y su fuerza política se vio mermada en estas elecciones primarias.

Los comentarios están cerrados.