Bolivia. La derecha antipatria se quitó la máscara

Bolivia. Evo: La derecha antipatria se quitó la máscara

Víctor Hugo Chambi Ocaña / Resumen Latinoamericano
Como una actitud indignante y sin patriotismo calificó el presidente Evo Morales la conducta de un grupo de parlamentarios de oposición que decidieron acudir al Gobierno de Estados Unidos para solicitar que intervenga para que no sea candidato en las elecciones del 20 de octubre.

carta de la oposición boliviana“No faltan algunas personas y sobre todo la derecha indigna, una derecha antipatria, una derecha sin civismo, sin patriotismo, nada menos en el siglo XXI piden intervención de (Donald) Trump en asuntos políticos de Bolivia”, dijo el Jefe de Estado en entrevista con los medios estatales.

Ante esa actitud, Morales aseguró que “el pueblo juzgará, pero eso es una muestra de la mentalidad colonialista que tiene la clase política de la derecha, son los que sustentan políticas del imperio, del capitalismo; sin embargo, otra cosa es el pueblo, un pueblo que luchó, que luchamos y seguiremos luchando por un Estado con soberanía e independencia; luchamos por un pueblo con dignidad e identidad, además de eso trabajando por la igualdad de todos”.

Señaló que la intención de este grupo de legisladores es clara, porque lo que quieren es que vuelvan las transnacionales petroleras para adueñarse de los recursos naturales, que nuevamente Bolivia sea una colonia de Estados Unidos.

Encabezados por la senadora Carmen Eva Gonzales, de Unidad Demócrata (UD), un grupo de 15 parlamentarios pidió al presidente Donald Trump que “tenga a bien interceder en América Latina y evitar que Evo Morales vuelva a postularse a la presidencia de Bolivia”.

Ante esa afrenta, el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) sostuvo que “el pueblo es tan sabio y en corto tiempo recuperamos nuestros recursos naturales y cambiamos la imagen de nuestra querida Bolivia; yo estoy convencido de que los movimientos sociales, así como en 1825 tenían un gran libertador Simón Bolívar, ahora el pacto de unidad, los movimientos sociales son el libertador de nuestra querida Bolivia”.

El Presidente dijo que a pesar de esos intentos de agresión y de desprestigio, está fortalecido porque con la unidad del pueblo superó “tantas batallas, tantas amenazas, tanto amedrentamiento”.

El Jefe de Estado y candidato del MAS para las elecciones aseguró que a diferencia de ese grupo de parlamentarios, el pueblo salió triunfante sobre la base de un programa nacional, proyectos y políticas elaborados por los propios movimientos sociales, basados en las necesidades que tienen los más humildes y los más pobres, aspecto que, según Morales, es la mayor fortaleza del Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos.

Sin temor al imperio
Frente a la arremetida de las fuerzas políticas de derecha, Morales señaló que “no debemos tener miedo”; por el contrario, se debe mostrar unidad, como ocurrió en anteriores oportunidades, en las que se derrotó a las fuerzas imperialistas y sus sirvientes.

“En corto tiempo se ha demostrado cómo Bolivia tiene mucha esperanza y futuro. El pueblo está convencido y las nuevas generaciones también para que Bolivia de acá a poco tiempo también sea una potencia económica”, complementó el Jefe de Estado.

A su juicio, la única forma de no volver a la época de sometimiento al imperio es reflexionar y repasar la historia reciente, refrescar la memoria del pasado, evaluar el presente, identificar a los enemigos internos y externos, y proyectar la esperanza de las futuras generaciones.

Se quitaron la máscara
Los legisladores y políticos de la oposición que enviaron la carta al gobernante estadounidense para que intervenga en asuntos internos del país se sacaron la máscara para mostrar su vocación de entreguismo y dependencia a Estados Unidos, por lo que Morales alertó a la población para que esté atenta ante la posibilidad de que surjan nuevas maniobras para desprestigiarlo, en un afán de impedir que el pueblo vote por su continuidad al frente del gobierno.

“Hay que alertar permanentemente al pueblo boliviano, qué mentiras estarán tramando, qué acciones estará aprobando la embajada con sus sirvientes y con sus pupilos, y no se puede entender cómo la derecha es como el chitaco”, complementó después de conocer el envío de esa misiva al país del norte.

Asesores de Goni preparan el programa de gobierno de los opositores
El presidente Evo Morales reveló que asesores de Gonzalo Sánchez de Lozada, prófugo de la justicia boliviana, preparan el programa de gobierno de los candidatos de derecha ligados al exmandatario.

prófugos“Estamos informados de que los asesores económicos de Gonzalo Sánchez de Lozada en estos momentos están preparando el programa de gobierno de la derecha; no quiero referirme a nombres de qué partidos, pero el partido de la derecha que viene de Gonzalo Sánchez de Lozada, del banzerismo, como asesores de aquellos tiempos que mandaron EEUU para imponer políticas neoliberales”, dijo en una entrevista que tuvo con los medios estatales.

Recordó que durante la época republicana, este mismo grupo de políticos de derecha aseguraron que “Bolivia se nos muere” y recomendaron la lectura del libro Pueblo enfermo, además de mantener en la memoria la canción Boquerón abandonado, en referencia a la Guerra del Chaco.

El imperio intentó que los bolivianos vivan con una mentalidad pesimista, al extremo de intentar dividir a Bolivia. “Estados Unidos intentó acabar con Bolivia en 1959, y dijo: ‘A Bolivia se le dio mucha plata y no tiene esperanza, por lo tanto Bolivia que se repartan los países vecinos’; el separatismo, ¿de dónde viene?, viene de Estados Unidos”, sostuvo.

Rememoró que en 2008 la legación diplomática de Estados Unidos intentó crear la ‘media luna’ para dividir Bolivia, “porque los indios, los collas perjudicaban al oriente boliviano”.

Frente a esa situación, dijo que ahora hay ‘luna llena’, ya que la población boliviana en su gran mayoría está unida en torno al Instrumento Político y el Proceso de Cambio. Para evitar que esa época retorne, es necesario reflexionar sobre el pasado, evaluar el presente, identificar a los enemigos internos y externos para proyectar la esperanza para las nuevas generaciones.

EEUU insiste en sus ataques contra presidente boliviano

mem/rbp
Estados Unidos continúa sus conspiraciones e intentos de desestabilización en Bolivia, así como la arremetida contra el presidente Evo Morales, para acabar con la Revolución Democrática Cultural iniciada en esta nación sudamericana en 2006.

Por estos días, los bolivianos han denunciado la injerencia de EE.UU. en asuntos políticos de este país, así como los intentos por violar la soberanía nacional y el respeto a la voluntad democrática de los pueblos.

FBI en Lima: invasión nada silenciosa

El Senado estadounidense emitió una resolución en la que manifiesta su rechazo a una eventual reelección del presidente Evo Morales, en los comicios del próximo 20 de octubre, además de observar un supuesto debilitamiento del sistema democrático en esta nación del altiplano.

Este domingo, el periódico Cambio resalta en sus páginas una revisión documental que evidencia las acciones estadounidenses contra el líder indígena a lo largo de los años con la finalidad de retomar la dominación sobre este país y sus recursos naturales.

De acuerdo con datos del diario, el Jefe de Estado fue atacado 27 veces por el Gobierno de EE.UU., directa e indirectamente, a través de operadores políticos de la derecha neoliberal.

Desde 1989, se ejecutaron tácticas y estrategias de agresión para impedir el ascenso de Morales, primer presidente indígena de origen aymara que surgió de los sindicalistas, en representación del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos.

A partir de enero de 2006, luego de ganar las elecciones, EE.UU. intentó someter bajo su mandato a la nueva autoridad como lo habían hecho con las administraciones anteriores, con el pretexto de apoyar el crecimiento de Bolivia.

En 2013, el mandatario boliviano fue secuestrado a bordo del avión presidencial y obligado a sobrevolar sin rumbo por varias horas luego del veto aéreo que ejercieron Italia, Portugal, Francia y España, por presiones de la Casa Blanca.

El presidente emprendió su retorno de Moscú a La Paz, luego de participar en una conferencia de países productores de gas; sin embargo, Portugal y Francia cancelaron inexplicablemente, a última hora y en pleno vuelo, la autorización para que el avión operara.

Esos países alegaron sospechas infundadas referidas al supuesto traslado del exagente de seguridad estadounidense Edward Snowden, reclamado por Washington por revelar informes de Inteligencia y Estado.
Más de tres horas y media se mantuvo en el aire el avión presidencial en busca de un aeropuerto alternativo y con el combustible justo para realizar el plan de vuelo entre Moscú y La Paz.

Finalmente, la Cancillería boliviana obtuvo el permiso de España para que la aeronave operara en las Islas Canarias con el fin de reabastecerse de gasolina, y posteriormente alzó vuelo rumbo al aeropuerto de Viena, Austria.

Este suceso marcó precedente internacional porque se constituyó en una gravísima violación en materia de derechos humanos y tratados internacionales al poner en riesgo la vida de un presidente, por lo cual el hecho fue condenado a escala mundial.

Asimismo, en octubre de 2015, la organización WikiLeaks sacó a la luz una serie de filtraciones basadas en 1502 documentos sobre Bolivia, fechados entre 2006 y 2009, que revelaban una estrategia de EE.UU. sobre impulsar un golpe de Estado o asesinar al presidente Evo Morales.

Todos esos sucesos fueron resultado de que el jefe de Estado devolviera a los bolivianos su identidad y recuperara los recursos naturales del país.

Durante los 13 años de gestión presidencial de Morales, la economía boliviana registró un promedio de crecimiento de 4,9 por ciento, lo cual permitió que más de tres millones de personas salieran de la pobreza y se implementaran numerosos programas sociales en beneficio del pueblo.

Los comentarios están cerrados.