Argentina. 34 Encuentro: Asamblea de Abya Yala

Argentina. 34 Encuentro: Una Asamblea de Abya Yala donde se oyeron las voces de la rebeldía y la resistencia plurinacional y antipatriarcal

María Torrellas /resumenlatinoamericano.org
Éramos miles en la plaza San Martín, de La Plata. Tantas que no alcanzaban los ojos para abarcarlas.

Representan a las “hijas y nietas de las que quemaron en las hogueras”, como se definió en la apertura de esta Asamblea de Feministas de Abya Yala, que junto con los talleres y las dos grandes marchas, son parte de lo más concurrido y reivindicado de los Encuentros.

“Este evento es plurinacional, es de las lesbianas, de las trans, de las travestis, las bisexuales y las no binaries.

Estamos aquí con todas las compañeras originarias que van a dar sus testimonios de despojos, injusticias, represión, pero también de luchas y resistencias que recorren todo el continente y los pueblos del mundo”, señalaron y el griterío aprobatorio fue ensordecedor.

Banderas, coloridas vestimentas de distintos sitios del continente, pancartas improvisadas condenando todas las lacras del patriarcado, del capitalismo, del imperialismo. Todas nosotras necesitando expresar que cuando nos juntamos somos más fuertes y también más alegres.

Por eso nos emocionamos al consignar con un ruidoso “presente”, los nombres de las luchadoras asesinadas, como Berta Cáceres, en Honduras, Diana Sacayán en Argentina o Marielle Franco, en Brasil, entre cientos como ellas que liberaban luchas sociales o reivindicaciones de diversidad.

Lolita Chávez, feminista comunitaria y dotada de una rebeldía muy particular abrió la Asamblea, con una ceremonia ancestral con otras compañeras de Bolivia, del pueblo mapuche y otras regiones. Fue un acto vibrante de energía y petición a los cuatro elementos de su cultura ancestral maya para que nos den energía y que no solo podamos denunciar las injusticias sino también tener fuerza para la lucha…

Recordó a las 56 niñas, de las cuales 36 fueron quemadas vivas en Guatemala, y también a aquellas que son asesinadas por la lucha de defensa del territorio, algo que es tan arraigado y querido por las mujeres originarias y sus pueblos.

Luego sonaron tambores, hubo canto mapuche y enseguida se escuchó un audio de la dirigenta indígena Blanca Chancoso, del Ecuador, quien expresó la fuerte lucha de su pueblo contra el gobierno extractivista y usurpador que reprime brutalmente a su pueblo.

La multitud estalló gritando “Ecuador, Ecuador” y “Fuera el FMI de América Latina”. Y esto le dio pie para que otra vez, Lolita Chávez, señalara con vehemencia: “Mandamos a la mierda al Fondo Monetario Internacional de Ecuador y de todos nuestros pueblos”.

Tras ella, habló Sofía Lanchimba, feminista ecuatoriana que pidió “romper con el cerco informativo de lo que está sucediendo en su país” y describió la represión de estos dos últimos días.

Le siguió en la oratoria Alessia Dro, del Movimiento de Mujeres del Kurdistán, que fue recibida con muchos aplausos mientras se desplegaba un gran cartel con una foto de la internacionalista argentina que muriera en territorio kurdo, Legerin Ciya. Alicia dio información sobre lo que está significando la invasión de Turquía, causando numerosos muertos y muertas entre la población kurda.

A continuación habló Isabel Huala, la madre del lonko Facundo Jones Huala (preso político) y dijo lo que están sufriendo las mujeres originarias por los desalojos de sus tierras.Pidió justicia y libertad no solo para su hijo que está en una prisión chilena sino para todas y todos los presos políticos.

Posteriormente, compañeras jóvenes de Honduras recordaron a Berta Cáceres y plantearon que su pueblo sigue en lucha exigiendo que se vaya el presidente Juan Orlando Hernández.

La luchadora mapuche Ninoska Pailakurra, habló del caso de la asesinada Macarena Valdéz, y exigió justicia para ella y que cese la impunidad.

Jésicca Corpas, colombiana que vive en la provincia de Mendoza, habló en nombre de las migrantas. Hizo un alegato durísimo contra el racismo, señalando que la mujeres migrantas forman parte también del pueblo argentino, al que le dan su energía,su trabajo y su fuerza, pero son maltratadas.

“Somos siempre como de segunda categoría·, dijo, y reivindicó un feminismo de clase, anti patriarcal. “Es necesario trabajar el tema del racismo en este país”, concluyó.

Naiara Leite, del Movimiento de Mujeres Negras de Brasil. Con mucha energía nos dijo que el racismo en su país es distinto a cualquier otro. “El racismo está en la vida de la mujer brasileña en todo momento, desde que nacemos, de día, de noche. Se trata de una batalla muy dura para nosotras”. Luego, recordó a Marielle Franco y a la niña asesinada en una favela.

La Asamblea fue cerrada con la voz de Lolita Chávez quien aseguró que ya nadie tiene dudas, “somos feminismo ancestral y plurinacional”, entre la ovación y el agitar de pañuelos verdes, naranja, lila, wilphalas y todos los símbolos de la rebeldía de Abya Yala.

Encuentro: Una Asamblea de Abya Yala donde se oyeron las voces de la rebeldía y la resistencia plurinacional y antipatriarcal –> Ver las fotos de Valeria Fariña ) <–

La marcha fue plurinacional y reunió a más de medio millón de mujeres y disidencias
Pasadas las seis de la tarde, decenas de miles de mujeres de todo el país revolucionaron un soleado domingo platense y tiñeron de verde la ciudad de las diagonales al grito de “aborto legal en el hospital”.

La marcha que coronó el 34 Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), que, estiman, reunió cientos de miles de mujeres y disidencias, cruzó toda La Plata y finalizó en el Estadio Unico. “Qué momento, qué momento, a pesar de todo, les hicimos el encuentro”, cantaron las militantes al pasar por delante de la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que, a pesar de estar rodeada de vallas, tenía un pañuelo verde colgando desde una ventana.

También fue muy coreada la consigna referida a la plurinacionalidad del Encuentro, impulsado por miles de concurrentas.

Desde las cuatro de la tarde, las asistentes al encuentro comenzaron a concentrar alrededor de la intersección de la diagonal 60 y la avenida 1, cerca de donde fue vista por última vez Johana Ramallo. Mientras que las agrupaciones de izquierda empezaron la movilización por la diagonal 79, la Comisión Organizadora del ENM llegó por la 54 hasta Plaza San Martín, donde se unificó la marcha. La movilización, aseguraron las organizadoras, tuvo una extensión de tres kilómetros. Atrás de la bandera de arrastre de la Comisión, un grupo de mujeres sostenía letras rosadas que formaban la frase “Somos todas”.

«No queremos más femicidio, ni trata ni explotación» y «aborto legal, en el hospital» fueron los cantitos más oídos en una marcha de más de tres kilómetros de largo en la que participaron agrupaciones feministas, ramas de mujeres políticas, sindicales y universitarias, «mujeres encuentreras» de distintas provincias, centros estudiantiles secundarios, trans, travestis y mujeres autoconvocadas.

La tradicional marcha, que simboliza el cierre del Encuentro, partió pasadas las 18 de las calles 1 y 60 de La Plata, cerca de la estación de servicio donde fue vista por última vez Johana Ramallo, víctima de trata y femicidio. y justamente una de las columnas que movilizó fue la del Movimiento Abolicionista, que lucha para abolir la prostitución como forma de erradicar la trata de personas.

Nora Pulido (67), integrante de la campaña abolicionista, expresó : «queremos que ni una mujer más sea victima de la prostitución, no estamos en contra de las personas en prostitución, consideramos que son nuestras compañeras están sufriendo una doble y triple discriminación por pobres y por el patriarcado».

«Y mirá todas las jóvenes que nos acompañan, porque jóvenes y adolescentes están hartas de la cosificación, la pornografía y del uso violento del cuerpo por los machos. La prostitución es el pilar del patriarcado. Queremos un mundo sin opresores, sin explotados y sin mujeres oprimidas por la prostitución ese es el mundo del futuro», afirmó.

Cata (16) oía con admiración a la mujer que hablaba así y asentía ante cada palabra para luego contar que «lo mejor que me pasó en la vida es participar de este Encuentro, conocer chicas de todo el país, ver que nos pasa lo mismo, me da más fuerza para luchar por el aborto y para que no nos sigan matando».

«Esta marea verde ya no la puede parar nadie, el aborto será ley, me conmueve ver todo lo que se logró y ver a chicas tan jovencitas y a la vez tan seguras de que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito», expresó Elena (56) que, sin pertenecer a agrupación alguna, se sumó a la marcha cuando ésta pasó cerca de la entrada a su edificio.

La marcha de mujeres y disidencias pasó frente a la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, frente a la cual cantaron consignas que repudiaban el recorte de partidas destinadas a erradicar la violencia de género.

También estuvieron presentes familiares de víctimas de femicidio, entre ellas Marta Montero, madre de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años violada y asesinada hace dos años en Mar del Plata, quien expresó, mientras sostenía una foto de su hija: «queremos a nuestras hijas vivas y plenas»

Tania (45), que marchaba con la columna de ATE, afirmó con emoción que esta marcha «muestra el empoderamiento femenino y los logros que estamos obteniendo».

Mariela (44), quien viajó desde Chubut para participar en el Encuentro, destacó que «del encuentro me llevo mucha fuerza, energía, y la esperanza de que las mujeres vamos a lograr lo que nos proponemos».

Bajo una bandera que decía «Fútbol Feminista», decenas de mujeres cantaban que «desde pendeja yo quiero jugar y me persigue el patriarcado, no se dan cuenta, ya van a entender, la pelota no tiene heteronorma, somos hermanas, jugamos en manada».
Es importante destacar que el recorrido oficial, diseñado por la comisión organizadora, no fue acatado por la mayor parte de la marcha. Antes de llegar a plaza Italia, se fueron desprendiendo columnas muy numerosas en dirección a la Catedral. Algunas ingresaron en la plaza Moreno y realizaron un escrache al templo (ver nota aparte), mientras otras se desviaron por la calle 13.

Por su parte la marcha oficial finalizó en el playón del Estadio Único, donde se realizó la tradicional Peña del Encuentro, en tanto este lunes a las 9 será el acto de cierre, donde se leerán las conclusiones de los talleres y se designará por aplausómetro cuál será la próxima sede del encuentro.

Más fotos: Valeria Fariña, Maria Torrellas y Agencia.

Nutridas columnas se desviaron del recorrido oficial de la marcha y escracharon la Catedral platense
Como viene ocurriendo en todos los Encuentros, hay un capítulo extra de la gran marcha de los Encuentros que siempre termina llegando hasta la Catedral, donde las mujeres y disidencias le pasan factura a todo lo malo que esa institución ha hecho sacralizando al patriarcado. Tanto que puso en marcha a la Inquisición para quemar vivas a miles de mujeres en la edad media.

Esta vez, de la marcha de más de medio millón de mujeres y disidencias se desprendió una nutrida columna de organizaciones de izquierda y llegó hasta el mayor templo de La Plata, al grito de «Iglesia basura, vos sos la dictadura» y exigiendo separación de la Iglesia del Estado. Allí permanecieron un largo rato cantando, bailando y festejando el éxito de un 34 Encuentro que va a pasar a la historia como el más numeroso de todas las épocas.

fotos: Lucía Herrera, Gladys Quiroga, Guillermina R.Iturralde (Resumen Latinoamericano)

Los comentarios están cerrados.