Geokinetics en Bolivia

8 Comments
    Denuncia y pedido urgente a Evo Morales, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Manuel Lima B. Presidente del FOBOMADE
No entendemos como el compañero Evo que conoce de la agresión y las masacres perpetradas por la presencia norteamericana en la región del Chapare, a los cuales enfrentó como dirigente sindical durante veinte años en defensa de la hoja de coca, ahora pueda avalar la presencia de Geokinetics en la Amazonía.

A la vez, no entendemos cómo el gobierno que más se ha hecho respetar contra la permanente ingerencia norteamericana en los asuntos internos de Bolivia, permita esta presencia yanqui en suelo boliviano.

¡Fuera yanquis de la Amazonía boliviana! ¡Geokinetics debe parar sus trabajos de exploración petrolera e irse YA!

La empresa Geokinetics, un pulpo de la industria petrolera con sede en Houston, Texas, Estados Unidos de Norteamérica, ya comenzó las labores sísmicas de exploración petrolera en la Amazonía Sur de Bolivia, afectando el territorio y a las comunidades del pueblo indígena Mosetén y Leco-Larecaja.

Los planes a desarrollar también afectarán a los pueblos Chimán, Quechua-Tacana, Tacana, Ese Ejja, Toromona y Leco-Apolo, así como a colonias campesinas instaladas en el área y a poblaciones ribereñas como Rurrenabaque y San Buenaventura.

Esto fue verificado en el terreno por distintas comisiones de trabajo de la que forman parte varias organizaciones indígenas.

Ya se ha iniciado la fase 1 de la exploración: se han instalado, al menos detectados, dos grandes campamentos (en Palos Blancos, Departamento de La Paz, y cerca de la comunidad Pukara, en el Departamento de Beni), abierto caminos de penetración, los vuelos de helicópteros son diarios e incesantes, lo mismo que las detonaciones, la parte más dramática del trabajo exploratorio, y con ello, la destrucción irreversible del medio ambiente, de los ríos y los bosques, de la flora y de la fauna, de la cual dependen las comunidades indígenas para la sobrevivencia de su modo de vida y su cultura.

Esta agresión evidente a todos los derechos de los pueblos indígenas de la Amazonía Sur de Bolivia está siendo realizada por una empresa petrolera cuyo origen es desconocido tanto para las organizaciones y pueblos indígenas como para la población boliviana en general.

A la vez, esta agresión nace del más absoluto desprecio por el derecho de consulta y el consentimiento previo de los pueblos indígenas que no fueron ni siquiera informados sobre los alcances y riesgos que trae aparejada la actividad petrolera.

Ese desprecio a los derechos humanos de los pueblos, incluye acciones de soborno a dirigentes de algunas organizaciones y comunidades indígenas, lo que agrava el cuadro de avasallamiento de las mismas, a pesar de que el propio Evo declaró que no se comprarían dirigentes como antes hacían las trasnacionales (La Razón, La Paz, 29/10/2008)

De allí, esta denuncia de carácter nacional e internacional para detener todos los atropellos ya anotados, de los cuales existen pruebas que ya no se pueden ocultar, y que es preciso condenar de la manera más enérgica, apelando a la solidaridad y a la movilización general de todos los sectores que luchan por una Amazonía para la Vida.

Evo debe decidir y actuar
Lo más increíble de todo esto es que esta agresión a los pueblos indígenas amazónicos se está verificando bajo el mandato del primer presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el compañero Evo Morales.

En ese marco, preguntamos y demandamos una explicación sobre la presencia de esta empresa petrolera yanqui en un área que se constituyen en la puerta de ingreso al resto de la Amazonía, territorio cuyo control y dominio es un objetivo estratégico de los norteamericanos, hecho que ya fue denunciado en innumerables ocasiones, incluso por el propio gobierno boliviano encabezado por Evo.

No entendemos cómo se acepta la presencia norteamericana cuando ha quedado demostrado por los últimos sucesos de Baguá, Perú, que esa presencia sólo conlleva muerte y genocidio para los hermanos indígenas.

Los mismos intereses que representa Geokinetics en Bolivia (quien, a la vez, está instalada en el Perú) son los que han conducido a la masacre de Baguá. ¿Debemos llegar a ese extremo de violación de los derechos humanos para que la empresa petrolera yanqui salga de la región?

Aquí tampoco podemos callar que funcionarios del Ministerio de Hidrocarburos boliviano han amenazado a los dirigentes indígenas con militarizar la zona, en caso que exista oposición a la exploración petrolera.

Preguntamos: ¿qué se esconde detrás de todo esto? Las informaciones públicas, conocidas hasta ahora, decían que la empresa a la cual se había concesionado los bloques petroleros de la selva era YPFB-Petroandina SAM, o sea una empresa mixta estatal boliviano-venezolana.

Ahora nos enteramos y denunciamos este sub-contrato con una empresa norteamericana que no sólo consideramos lesivo a la soberanía nacional sino que viola y burla el espíritu del proceso de nacionalización de los hidrocarburos, por el cual el pueblo boliviano salió a las calles de las ciudades de El Alto y de La Paz a enfrentar al neoliberalismo en la llamada “Guerra del Gas” que ocasionó más de 60 muertos, en octubre de 2003.

Preguntamos: ¿esta es la nacionalización por la cual murieron nuestros compatriotas?

¿Por qué, en ese mismo marco, se da prioridad a un proyecto de también dudosa viabilidad técnica, sabiendo incluso que hace veinte años YPFB exploró la misma región (perforando el pozo Lliquimuni X1) y no se informó de ningún hallazgo significativo?

¿Por qué la política nacional de hidrocarburos no da prioridad a temas más urgentes como la separación de líquidos de los hidrocarburos que ya se exportan y por lo cual perdemos cientos de millones de dólares o exigen el cumplimiento de los 47 contratos a las transnacionales que siguen operando en territorio nacional?

¿Por qué esa obstinación y ese empecinamiento avasallador de personas y derechos de entrarse, a como de lugar, a la Amazonía?

Concientes del daño ambiental irreparable que ya está empezando, tampoco podemos creer los cantos de sirena de la empresa yanqui, de Petroandina y de los funcionarios del Ministerio de Hidrocarburos cuando hablan de mitigar esos daños, cuando hace unos días se acaba de saber que el presidente de YPFB, Carlos Villegas, perdonó a la empresa trasnacional Transredes la deuda con el Estado y las comunidades indígenas del altiplano boliviano (La Paz-Oruro, año 2000) a raíz del mayor desastre ecológico de su historia ocasionado por el derrame de petróleo por la ruptura de un ducto a cargo de la referida empresa.

No entendemos como el compañero Evo que conoce de la agresión y las masacres perpetradas por la presencia norteamericana en la región del Chapare, a los cuales enfrentó como dirigente sindical durante veinte años en defensa de la hoja de coca, ahora pueda avalar la presencia de Geokinetics en la Amazonía. Preguntamos: ¿será que debemos enfrentarnos a los gringos, como él y las seis federaciones del Trópico de Cochabamba lo hicieron contra la DEA?

A la vez, no entendemos cómo el gobierno que más se ha hecho respetar contra la permanente ingerencia norteamericana en los asuntos internos de Bolivia, permita esta presencia yanqui en suelo boliviano.

¿Cómo entender que los mismos norteamericanos que han sido denunciados por las propias autoridades nacionales de conspirar para derrocar y asesinar a Evo y que han estado detrás de la Masacre de Porvenir, en Pando, donde murieron decenas de campesinos, y que ponía en marcha el Golpe Cívico-Prefectural contra el gobierno y para dividir Bolivia, ahora hayan iniciando un proceso de destrucción irreversible de los recursos naturales de la Amazonía Sur?

Por último, esta claro que todo lo denunciado contradice la incuestionable labor de defensa de los derechos indígenas que nuestro presidente Evo Morales está realizando en el ámbito internacional, donde es valorado y respetado como un paladín en la defensa de esos derechos, como ya se demostró cuando Bolivia se convirtió en el primer país del mundo en elevar a rango de ley la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU o cuando, a propuesta del propio Evo, la referida ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra.

Por esa misma Madre Tierra que ya está siendo agredida, contaminada y destruida, por esos mismos derechos de los pueblos indígenas que están siendo pisoteados, avasallados y desconocidos, es que imploramos a nuestro compañero presidente, en nombre de lo más sagrado, como es la defensa de la tierra y de la vida, es decir de la Amazonía, que ordene la inmediata suspensión de toda actividad petrolera exploratoria en los territorios indígenas y que expulse a Geokinetics para evitar que siga la destrucción y nuevos vejámenes a los derechos humanos y prevenir cualquier violencia.

No queremos otro Baguá, por culpa de las empresas petroleras, ni por la imposición de una visión desarrollista de explotación indiscriminada de los recursos naturales.

Queremos que se respeten los derechos consagrados y las leyes nacionales y convenios internacionales pero especialmente el paradigma de nuestro gobierno representado por el Vivir Bien, es decir vivir en armonía con la naturaleza, como vivimos siempre y como el hermano Evo proclama en los foros internacionales.

Queremos que se valoren, en ese marco, los esfuerzos de indígenas y campesinos amazónicos no sólo por preservar la vida y la naturaleza de la Amazonía, sino las opciones económicas viables que ellos impulsan, como la producción de castaña y cacao ecológico o el ecoturismo, que demuestran que el aprovechamiento sostenible de la biodiversidad es el camino alternativo al modelo de acumulación basado en la extracción de recursos naturales no renovables, vigente desde la creación de la república y que ha amarrado al país a la pobreza.

En ese sentido, proponemos el debate ideológico y la reflexión conciente, y aceptamos el desafío propuesto por el propio compañero Evo Morales en la última reunión consultiva de la CIDOB de debatir, de manera abierta, franca y fraternal, estos temas y todo lo relacionado con el presente y el futuro de la Amazonía.

Un debate, urgente y necesario, que también Evo alentó con relación a la propuesta ecuatoriana, encabezada hoy por el propio Presidente Correa, de dejar el petróleo amazónico en el subsuelo, y exigir a cambio el pago de la deuda ecológica a los países industrializados, en el marco del debate mundial sobre los efectos y consecuencias del Cambio Climático.

Creemos que estas verdades deben ser escuchadas, que lo actuado por los funcionarios del Ministerio de Hidrocarburos viola todos los derechos de los pueblos indígenas y debería ser sancionado y que es preciso acabar con la presencia norteamericana en el territorio amazónico, más cuando ello sólo significa depredación ambiental, división social, degradación cultural y sometimiento a dictados de políticas que no responden a los verdaderos intereses de los pueblos.

8 Responses to “Geokinetics en Bolivia”

  1. Isabel

    Excelente artículo para que no vuelva a suceder otra tragedia como la de Baguá en Perú.
    Creo que se deben hacer las aclaraciones que correspondan por las instituciones pertinentes pero echarle la culpa de todo al compañero Evo es tremendamente injusto.
    Si algún funcionario hizo un subcontrato a ocultas con la petrolera yanki que se haga una investigación y sea juzgado quien tenga que ser juzgado.
    Creo que es fundamental para Bolivia no solo defender la Amazonía, la Pachamana que está siendo mancillada sino también la verdad y su dignidad nacional. Fuerza que te apoyamos compañero Evo.

    Responder
  2. David

    Solo para aclaracion, geokinetics a sido subcontratada para la exploracion, si es que se encuentra petroleo y gas, ya q segun es una empresa experta en eso; lo q habria q analizar es independiente de cual sea la empresa q haga la exploracion, si es viable o no, porque la explotacion la haria de todas formas YPFB-Petroandina SAM.
    En parte de su publicacion mencionan “decían que la empresa a la cual se había concesionado los bloques petroleros de la selva era YPFB-Petroandina SAM, o sea una empresa mixta estatal boliviano-venezolana”.
    Osea q si YPFB-Petroandina SAM la haria la exploracion ¿no diriamos nada? hay q ver si hay daño al medioambiente y si lo hay hay que raclamar al quien sea, si es a nuestros gobernates hay q hacerlo.

    Responder
  3. David

    y comparto con lo demas del articulo “Un debate, urgente y necesario, que también Evo alentó con relación a la propuesta ecuatoriana, encabezada hoy por el propio Presidente Correa, de dejar el petróleo amazónico en el subsuelo, y exigir a cambio el pago de la deuda ecológica a los países industrializados, en el marco del debate mundial sobre los efectos y consecuencias del Cambio Climático”, esto seria excelente, pero si hay q hacer criticas y llevar a la reflexion hay q hacerlas y a quien sea, no importa si es el gobierno.

    Responder
  4. Isabel

    Concuerdo en que Geokinetics es una empresa muy profesional, pero YPFB-Petroandina SAM pueden ser también muy profesionales. Si para la explotación petrolera de la Amazonía no se respeta el Medio Ambiente y los pueblos originarios de esta zona, sea cual sea la empresa y del país que fuere, no debería continuar sus labores. Excelente el debate sobre el pago de la Deuda Ecológica y mejor aún dejar quieto el petróleo amazónico habiéndo otras fuentes alternativas de energía renovables. Soy arquitecto y sé lo que representa el proyecto de una obra sin dañar la naturaleza.

    Responder
  5. arthur

    Si vamos a buscar responsables vayamos al principio del caso. Por que solo los dirigentes de algunos determinados lugares, fueron los que dieron la vos de alerta sobre la posible existencia de petroleo y para que avisamos de esto si no queremos que se lo explore y mucho menos explote. Bueno entonces el presidente se da la tarea de entregar nuestra amazonia a manos venezolanas, ahora por que jusgar a geokinetics si aun que no lo aseptemos esa empresa yanki es la que esta dando de comer a muchas familias con la fuente de empleos que a creado por que si existe gente del lugar trabajando ahi es minimo un 70% del la gente de la region, vamos bolivianos no seamos tan absurdos dejemonos de echar la culpa a los demas y pongamonos a pensar en lo que queriamos cuando dijimos “AHORA NOS TOCA A LOS COLLAS TENER PETROLEO AHORA ES CUANDO ” bueno si no lo recuerdan o no lo quieren recordar por lo menos tengamos en cuenta que Bolivia es un estado independiente y asi lo queremos sin ingerencia norteamericana pero tampoco venezolana viva Bolivia y con amor rojo amarillo y verde flameando.

    Responder
  6. FRANZ

    No sean alarmistas extremos. Nosotros vemos el trabajo de la empresa Geokinetics y tampoco es para alarmarse como si fueran una invasión.
    Aquí en Palso el único pueblo originario es Covendo, la gente nativa esta tranquila porque no se le esta afectando en nada los trabajos, mejor esa empresa es la que por primera vez a nuestros hermanos e hijos les da trabajo en esta zona y por fin conocemos un salario, conocemos el doble jornal del domingo, el triple jornal del día feriado y comemos bien.
    No talamos por doquier como los madereros que ya ni bosque tenemos y ahí no chillan las Ongs. Razonen un poco y a ver quien no va a dar trabajo aparte de ir a machetear para vender el100 de naranjas a Bs. 7.

    Responder
  7. mario

    Señores FOBOMADE

    No sean tan alarmistas ni mentirosos

    Primero el presidente morales manifiiesta y reconoce que la unica forma de que su proyecto avance esta quierace o no basado en la actividad petrolera lo ha manifestado y de frente a esos dirigentes que solo buscan prevendalismos y que no tiene en absoluto legitimidad ni reconocimiento de sus bases, por que justamente se prestan al juego de ONG como FOBOMADE que viven de ello, frente a frente el presidente le ha confrontado y preguntado si estan con el (lo apoyan) o estan contra el y sosn esos dirigente que se han retractado y han mencionado el apoyo a este presidente indigena.

    Los unicos Yanquis que estan en la amazonia son los de USAID que ya estan de retirada, en el personal de Geokinetics actualmente y con gran presición puedo decir y afirmar que no hay un solo gringo que son lo que financian ONG como FOBOMADE sino digan de donde sale la plata con la que Uds se manejan

    Geokinetics esta en la zona por que gano una licitación internacional lanzada por PETROANDINA que es una Sociedad Anonima Mixta cuyo asocio mayoritario es YPFB y PDVSA para aclarar las ideas. y su trabajo es la adquisición de sisimica en la Zona de Liquimuni (fase 1, 2 y 3) y nada mas dejen de estar alarmando que entraran a afecta a RCO o comunidades como Chimán, Quechua-Tacana, Tacana, Ese Ejja, Toromona y Leco-Apolo, si algun rato se entran a estas zonas seguramente sera desición del gobierno boliviano quien es socio mayoritario

    Respecto a los campamentos detectados que palabra mas ridicula, los campamentos estan establecidos, cada dia cientos de personas se dirigen alla, son publicos porque realizan atencion medica a las personas, realizan educación ambiental permanente hacen gestion de residuos, lo que quiero decir es que los campamentos no estan escondidos para nada, me da risa pero mas rabia por las sandeses que escribe este director de FOBOMADE

    Otra tontera que habla es que los elicopteros se vuelcan a diario, es una total y absurda totera la que manifiesta, cuenteme cuantos muertos entonces existen, deje de hablar burreras, evidentemente a inicios del poryecto hubo un incidente de un helicoptero pero fue unicamente eso un incidente mecanico como el que hubo ayer entre las fronteras departamentales de Cochabamba y Oruro.

    Finalmente quiero mencionar que se ha practicado la ley en su mas puro estado pues se han realizado los procesos de consulta publica y Consulta y participación, existen actas de acuerdo para ello.otra cosa es que los dirigentes mal informen o desinformen con el finde sacar algun provecho economico, y si van a las comunidades aledañas veran que toda su dirigencia no esta reconocida por sus bases eso es lo mas evidente.

    Responder
  8. Enrique Guzman

    Es lamentable que la gente opina con ingnorancia supina, lo que nadie toma en cuenta es que esta empresa forma parte de el consorcio YPFB y PEDEVESA llamado petro andina el cual es boliviano, el mismo que al realizar trabajos en cualquier region del pais da trabajo y oportunidad a los comunarios de las regiones donde opera.
    Por lo tanto ya esta de buen tamaño que siempre le vean el lado malo a todo.somos un pueblo negativo ademas de que nos asemejamos al perro del ortelano(no comemos ni dejamos comer), recuerdan el caso de la litium company? nadie quiso que se realisen los trabajos de explotacion en el salar de Uyuni y actualmente esta empresa esta realizando trabajos en la hermana republica de Argentina en el salar de el hombre muerto dejando recursos que bien podian beneficiarnos y que tanta falta nos hace.

    Responder

Leave a Reply