Policías culpables…

1 Comentario

    Policías culpables son premiados con el ascenso

    Epoca julio 2003
    por: Ramiro Quintanilla

La institución “verde olivo”, lejos de alejar de sus filas a sus efectivos que violan los reglamentos de la Policía los premia ascendiéndolos y manteniéndolos en la institución. Por lo menos eso se puede evidenciar en el caso del librecambista Ledín Aliaga, que fue víctima de las “pildoritas” el 24 de noviembre 2002 en local de la zona Garita de Lima. El robo, de 9.200 dólares, fue realizado en complicidad con dos miembros de la Policía: Joaquín Borda, que cuando lo acusaron tenía el grado de teniente y fue ascendido al grado de capitán en febrero de este año y el sargento Juan Carlos Gironda, implicado también el caso, continúa trabajando en el Regimiento Policial N° 1 como si nunca hubiera ocurrido nada.
“Es increíble que hayan ascendido a un oficial cuando ya había admitido su complicidad con dos delincuentes que se dedican a robar”, dijo Aliaga a La Epoca.
Los dos oficiales reconocieron los hechos en un memorial, mediante el cual devolvieron la mitad del dinero. El afectado exige ahora que se le devuelva el saldo. Y mientras las dos “pildoritas”, Magaly Melendres y Marlene Chávez, fueron recientemente sentenciadas a cinco años de reclusión en la cárcel de Palmasola, los dos policías están libres.
Antes de la admisión de ambos de haber participado en el hecho, el abogado del librecambista logró hacer testificar a personas que habían visto a las dos mujeres con los policías y obtuvo los extractos de llamadas telefónicas entre ellos.
Ante el peso de las evidencias, los dos oficiales reconocieron el delito y le devolvieron 4.000 dólares a Aliaga, como una forma de resarcir los daños ocasionados. Sin embargo, ninguna de estos hechos fueron suficientes como para darlos de baja o evitar su ascenso.

La historia
Se puede decir que el librecambista Ledín Aliga pudo dar con los autores del robo gracias a su perseverancia, porque cuando acudió a la PTJ para denunciar el hecho solo encontró un montón de formularios para llenar y negligencia por parte de los investigadores asignados. En resumen, los investigadores no hicieron nada. Pero él investigó y logró establecer que las dos mujeres que le habían robado habían viajado a Santa Cruz y él partió inmediatamente hacia esa ciudad.
El dinero de toda su vida se perdió en una noche. Más de nueve mil dólares se esfumaron después de compartir algunos vasos de singani en su domicilio, en la zona del Tejar, con Chávez y Melendres, que lo habían abordado en la calle.
En la madrugada, las dos mujeres aprovecharon un momento de descuido del librecambista para introducir en su vaso un somnífero muy fuerte. No despertó hasta las diez de la mañana del día siguiente, cuando observó que no había nadie más en la habitación y que las puertas de su ropero habían sido violentadas.
Enseguida se dio cuenta que había sido objeto de un robo.
“Lo primero que hice fue acudir a la Policía, pero no me dieron ninguna importancia”, contó. Partió a la terminal de buses esperando encontrar a las dos mujeres, pero fue en vano. Pese a ello, durmió en la terminal varios días, tratando de encontrarlas.
“Hasta que recordé que una de ellas me había dicho que se alojaban en la residencial “Collita”. Partí hacia allá, indagué, pedí nombres, pero no me ayudaron. Pero una señora se apiadó de mí y me dio los datos de una de las dos mujeres y su número telefónico. Al llamar, me dijeron que esa persona vivía allí y me dieron la dirección. Y partí a Santa Cruz”, contó Aliaga.
Una vez en la capital oriental pudo dar con la casa y con las personas que le habían robado. En ese momento se comunicó con la Policía de esa ciudad para decirle que él había dado con las responsables del robo que había sufrido y que ahora quería recuperar su dinero. Hasta ahora ha obtenido la mitad. Y por eso ha entablado un juicio contra los dos policías para obtener el resto. Se lo merece.

Una respuesta a “Policías culpables…”

  1. ledin aliaga mejillones

    Soy Ledin Aliaga los 2 policias fueron dados de baja y sentenciados a 3 años de carcel en el entonces juzgado tercero instruccion cautelar jucio abreviado se declararon culpables el capitan Joaquin Borda se fue a españa con Magali Melendres y el sargento Carlos Eduardo Gironda Arana dado de baja hoy sigue trabajando en la institucion mas propiamente en el ministerio de gobierno quien juro hacerme matar con los delincuentes peruanos en celdas de la pando donde los policias indicaron que sigue trabajando en la institucion mi numero de celular 73571088 para mas informacion.

    Responder

Deja un comentario

* campos requeridos