Trump entre risas, frustraciones y amenazas

Su comentario

Trump en la ONU: entre risas, frustraciones y amenazas

Fernando Dorado / alainet.org
El discurso de Donald Trump ante la 73ª Asamblea de la ONU es la constatación de la crisis política de la globalización neoliberal y la decadencia del imperio estadounidense. Pero también, del caos económico y político que vive el planeta.

Trump en la ONU: entre risas, frustraciones y amenazas
Trump en la ONU. Foto: Hugo Aseff

Es el primer presidente de USA que reta el poder de la Burguesía Financiera Global. Trump los llama “globalistas” porque no puede (o no logra) identificar a sus enemigos, que interna y políticamente son los Obama-Clinton pero que, en verdad, son todos los capitalistas que deslocalizaron las industrias y las manufacturas buscando obtener en los países de la periferia los rendimientos que no pueden obtener en las antiguas metrópolis híper-desarrolladas.

Por ello, Trump dispara su frustración contra Europa (Alemania), Rusia, China, Irán y… también lanza “fuegos artificiales” contra Venezuela para darles contentillo a sus aliados republicanos que son profundamente anti-cubanos y “anti-socialistas”.

Ese discurso desnuda el desconcierto que viven actualmente las clases dominantes de las potencias imperiales. La elite financiera no se explica cómo, porqué y en qué momento aparecieron en su interior los sectores políticos –como el de Trump y los del Brexit– que aprovechando la inconformidad de los trabajadores y de otros sectores sociales afectados por la globalización neoliberal, se apoderaron de sus gobiernos para destruir su orden global.

En su delirio “nacionalista” Trump quiere hacer creer que su gobierno en dos (2) años ha logrado lo que ningún presidente de los EE.UU. consiguió en toda su historia. El público que representa a los gobiernos de todo el mundo se burló del optimismo del gobernante estadounidense que pareció sorprendido por la reacción histriónica de los delegados.

Pero esa risa bien pudiera ser la de todo el planeta. Todo el mundo debe estar sorprendido de que el primer mandatario de la nación más poderosa del mundo, ridiculice y desconozca a las instituciones internacionales creadas por las grandes potencias después de la 2ª guerra mundial como la ONU, la Corte Penal Internacional, la OTAN y demás.

Trump mencionó –tal vez en forma inconsciente– a los pocos países que le quedan como aliados seguros o aquellos que todavía necesitan su respaldo como Arabia Saudita, Israel, Polonia, Corea del Sur, India y Colombia, mostrando que efectivamente ya no considera a Europa o a Japón como sus amigos cercanos y confiables.

El ataque de Trump está dirigido contra los potentados transnacionales que desmantelaron sus empresas y las trasladaron a China o a otros países periféricos. Ellos también van a ser afectados por las políticas “nacionalistas” de Trump, que usa los aranceles para forzar negociaciones en la OMC o de carácter bilateral. Lo que ocurre es que Trump no los puede llamar por su nombre y por ello los llama chinos, mexicanos, hindúes o paquistaníes.

Por eso es que los “globalistas” encabezados por los dueños del complejo industrial-militar de los EE.UU., los monopolios informáticos de la red global de Internet y los poderosos medios de comunicación de “occidente”, quieren derrocar a Trump y lo acusan de ser aliado de Putín. Es todo un entramado difícil de entender con las premisas geopolíticas del siglo XX.

El discurso de Trump es histórico porque confirma que la guerra comercial y monetaria que estamos presenciando va en serio y va para largo, y que la globalización neoliberal que el mundo vive desde 1973 ha entrado en una fase crítica y caótica que va a generar nuevas formas de “neo” y “proto-fascismos” que pueden conducir al planeta a conflictos de mayor calado, incluyendo guerras de un carácter e impacto nunca visto.

Trump con su discurso confirma una vez más la necesidad que tienen los pueblos y los trabajadores de todos los países de construir “otras miradas” para no tener que alinearse y/ defender a los “fascismos nacionalistas” o a los “fascismos globalistas”. En gran medida, en muchos de nuestros países latinoamericanos ya está ocurriendo ese fenómeno de tener que escoger entre lo “malo” y lo “peor”. Entre las viejas derechas “compradoras” y entreguistas, y las “nuevas” derechas nacionalistas y anti-globalistas.

 

ONU: Evo Morales ratificó su posición antiimperialista y abogó por la unión de la Patria Grande

Agencia Boiviana de Información (ABI)
El presidente boliviano, Evo Morales, convocó el miércoles a todos los países del mundo a suscribir, ratificar y poner en efecto inmediato los acuerdos establecidos por las naciones del mundo para lograr el desarme nuclear y la paz universal, en un encendido discurso que pronunció en la sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

Evo Morales ratificó su posición antiimperialista y abogó por la unión de la Patria Grande
Morales ratificó su posición antiimperialista. Foto: Reuters

El presidente indígena consideró que ese es el camino más eficiente para la no proliferación de las armas nucleares en el mundo y para lograr “sociedades más justas y con responsabilidades compartidas”.

“Convoco a todos los estados alrededor de esta mesa a suscribir ratificar y poder poner en efecto de inmediato estas disposiciones, esa es la mejor manera de evitar la catastrófica posibilidad del uso de este tipo de armas, es un imperativo ético y una deuda con las futuras generaciones”, refrendó.

En la sesión presidida por el mandatario estadounidense, Donald Trump, el presidente boliviano afirmó que es imprescindible debatir sobre los efectos estructurales que causan los conflictos bélicos que quebrantan la paz, la seguridad y la justicia social.

Cuestionó que Estados Unidos ejerza la fuerza y la injerencia con el “afán del control geopolítico y apropiación de los recursos naturales” y afirmó que Bolivia rechaza “categóricamente” las acciones unilaterales impulsadas por el estadounidense.

“Claro ejemplo, Irán país al que se ha hecho referencia en la mañana de hoy. En 1953 Estados Unidos financió, organizó y ejecutó un golpe de Estado en contra de un gobierno democráticamente electo, que en ejercicio de su soberanía nacionalizó su petróleo de manos de una empresa angloestadounidense, después por varias décadas apoyaron un gobierno autoritario que permitía que las ganancias del petróleo beneficien a empresas transnacionales”, sustentó.

Recordó que esa situación se vivió hasta la revolución de 1979; “ahora que Irán ha retomado el control de sus recursos es nuevamente víctima de asedio estadounidense”, complementó.

Morales también se refirió a Oriente Medio, rica en recursos naturales, pero proporcionalmente afectada por invasiones, guerras y situaciones de agresión injustificada que siguen produciendo dolor y luto en sus pueblos.

A su juicio, esa región del mundo ha sido escenario de las tres más grandes agresiones cometidas durante el siglo XXI
Dio que la primera agresión fue la ilegal invasión a Irak, basado en una mentira de que ese país poseía armas de destrucción masiva; recordó que esa invasión produjo más de un millón de muertos.

La segunda agresión es el derrocamiento del gobierno de Libia, con decenas de miles de muertos, con la excusa de razones humanitarias, como consecuencia subsiste una grave inestabilidad política y una crisis humanitaria en el norte de África, complementó.

Añadió que la tercera agresión, es la guerra civil en Siria que en los últimos ocho años ha provocado más de medio millón de muertos, en una guerra que consideró un “producto directo de la injerencia y el financiamiento de grupos armados y organizaciones terroristas enfrentados al gobierno sirio”.

Morales dijo que Estados Unidos demostró en los últimos meses su desprecio al derecho internacional, el multilateralismo y los principales propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

“Cada vez que Estados Unidos invade países lanza misiles o financia cambio de régimen, lo hace acompañado de una campaña de propaganda que reitera que es a nombre de la justicia, la libertad, la democracia, los derechos humanos o por razones humanitarias”, refrendó.

“A Estados Unidos no le interesa la democracia si así fuera no había financiado golpes de Estado y financiaría a dictadores, como lo hace contra Venezuela, no le interesa los derechos humanos, ni la justicia”, complementó.

El presidente boliviano saludó a Francia, Alemania, Reino Unido, China, Rusia, que por encima de esas situaciones, se mantienen firmes en la defensa del acuerdo nuclear firmado con Irán.

También subrayó al actitud de los países que no abandonaron el Acuerdo de París, a los países que defienden los principios de igualdad soberana de los estados de no injerencia en asuntos internos, de respeto al derecho internacional y de respeto a los compromisos asumidos y de defensa del multilateralismo.

“La responsabilidad de nuestra generación es entregar un mundo más justo y más seguro a las siguientes generaciones, eso solamente se conseguirá si es que trabajamos juntos para consolidar un mundo multipolar, con reglas comunes para respetar y defendiendo todas sus amenazas a las Naciones Unidas”, sentenció.

El Washington Post dice que Morales leyó a Trump la historia de los fracasos de la política exterior de EEUU

El diario más influyente de Estados Unidos, el Washington Post, afirmó el jueves que el presidente boliviano, Evo Morales, le leyó al presidente Donald Trump la historia de los fracasos de la política exterior de su país, en la sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (NNUU), en Nueva York.

En un artículo firmado por Adam Taylor, el mayor y más antiguo periódico de Washington D. C., dijo que para el líder izquierdista de Bolivia, la reunión fue una oportunidad para encontrarse cara a cara con su contraparte estadounidense “y el presidente boliviano usó la oportunidad para exponer una extensa crítica a los excesos y fracasos de la política exterior de EEUU”.

La reunión, que fue presidida por Trump, fue convocada para tratar los temas relacionados a la no proliferación de armas nucleares.
El Washington citó algunas frases del discurso del presidente indígena, entre ellas, la afirmación de que a los EEUU no le interesa de ninguna manera promover la democracia, porque de lo contrario “no hubiera financiado golpes de Estado ni hubiera apoyado a dictadores”.

También la acusación a los Estados Unidos de promover la tortura y dijo que el gobierno de Trump había “separado a los hijos de los inmigrantes de sus familias para encerrarlos en jaulas”.

Morales fue el quinto orador en la reunión, después de los representantes de EEUU, Francia, Polonia y Guinea Ecuatorial.
Su país no es miembro permanente del Consejo de Seguridad pero tiene un lugar rotativo para 2017 y 2018.

Las palabras duras de Morales generaron sorpresa en algunos observadores, porque Trump generalmente no es cuestionado de manera directa por líderes mundiales, subraya el Washington Post.

“Pero mientras algunos expertos en las Naciones Unidas expresaron sus preocupaciones acerca de la posibilidad de que Trump responda con molestia a las críticas en el Consejo de Seguridad esta semana, el presidente estadounidense mostró una reacción poco visible, después de la intervención de Morales.

Aunque el secretario de Estado, Mike Pompeo miró directamente al líder boliviano, a veces con una mueca, Trump mantenía la mirada fija en sus anotaciones”, remarca el matutino.

Cuando Morales terminó de hablar, Trump simplemente respondió: “Gracias, Señor Presidente”.

El Times pone de relieve la crítica de Morales a la política de EEUU en las narices de Trump

El influyente diario estadounidense New York Times puso en relieve el miércoles el discurso del presidente boliviano Evo Morales en la órbita del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (NNUU) en su sede de Nueva York, donde criticó la política exterior de la Casa Blanca, en las narices de su colega estadounidense, Donald Trump, que presidía la sesión.

“A solo dos asientos del Sr. Trump, el señor Morales dijo que “condena categóricamente” a Estados Unidos por incumplir sus obligaciones en virtud del acuerdo nuclear de Irán bajo “falsas pretensiones”. Luego criticó el historial de derechos humanos de los Estados Unidos”, significó el diario estadounidense.

En un artículo intitulado “Presidente boliviano critica el récord de derechos humanos de Estados Unidos”, el diario estadounidense, que dio una gruesa cobertura al 73 período de sesiones de la Asamblea de NNUU inaugurada en la víspera en Nueva York, enfatizó que Morales desgranó un discurso que “apuntó directamente a Estados Unidos”.

“De ninguna manera Estados Unidos está interesado en difundir la democracia”, dijo Morales. “A Estados Unidos no le pueden importar menos los derechos humanos o la justicia”, citó el New de manera textual los dichos del dirigente boliviano.

Según el New York Times, el mandatario boliviano “luego pasó a enumerar su crítica a los Estados Unidos: por “mantener a los niños en jaulas, una referencia a la detención y separación de los niños migrantes de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México, de mediados de este año.

En un discurso que duró 10 minutos, Morales fustigó también “las declaraciones del Sr. Trump de que la Corte Penal Internacional no tiene jurisdicción ni legitimidad” para oponerse a su criticada de brutal política migratoria, según el Times.

Las críticas de Morales se hicieron asimismo patentes sobre “las declaraciones críticas que el Sr. Trump hizo sobre el Consejo de Derechos Humanos”.

“El izquierdista líder boliviano ha criticado abiertamente la política exterior de los Estados Unidos desde que asumió el cargo en 2006”, también representó el diario, uno de los dos de mayor tirada de EEUU.

El New York Times no dejó escapar ni siquiera detalles subjetivos de cómo Trump recibió la crítica boliviana y menos de cómo “agredeció”, de mala gana, según el redactor de la nota, a Morales y más aún de cómo volvió a otorgar el uso de la palabra al siguiente orador.

“El Sr. Trump ofreció un gruñido, “Gracias, Señor Presidente”, al Sr. Morales antes de pasar la palabra al siguiente orador”, subrayó.

Deja un comentario

* campos requeridos