Wiphala: Símbolo Andino | Diccionarios: Quechua Aymara | Contacto

Tupac Katari a 226 años de su asesinato

    Indígenas y originarios proclamaron a Tupac Katari a 226 años de su asesinato
  • Recordaron la sentencia del Apu Mallku “a mi solo me mataréis, pero mañana volveré y seré millones”.
  • Tupac Katari lider indígena de los AndesEn la comunidad de Laqaya, organizaciones originarias y sociales recordaron al Apu Mallku Tupac Katari que hace 226 años fue descuartizado en Peñas y, conmemoraron el primer año de la reconstitución de su cuerpo.

    Zenobio Quispe, del Foro Indígena, manifestó que realizaron un programa especial, con el fin de proclamar a Tupac Katari, libertador del pueblo Kollasuyu, y declarar a la Marka de Ayo-Ayo “cuna de la libertad” de la civilización Andina-Amazónica.

    El acto se desarrolló en la comunidad de Laqaya, (lugar de nacimiento del Apu Mallku, Tupac Katari, con la asistencia de la juventud Kutir Katari, la coordinadora de Ayllus Originarios de El Alto, Fundación Amautica Fausto Reinaga.

    Además, participaron el Centro de Desarrollo Integral “Ajllaywasi”, Centro Andino de Estudios Estratégicos, Centro de Estudiantes Campesinos, Foro Indígena, Centro de Estudios Sociales.

    HISTORIA “A mi solo me mataréis, pero mañana volveré y seré millones”

    El 15 de noviembre de 1781, un hombre lanzaba esta sentencia a los rostros de sus verdugos. El territorio de lo que hoy es Bolivia acababa de conocer una de las revoluciones indígenas más grandes de su historia, la ciudad de La Paz había sido cercada dos veces, un fuego de rebeldía invadía los valles y altiplano.

    Esta epopeya fue frustrada, sin embargo, por la traición. El enemigo colonialista, valiéndose del engaño, logró capturar al líder de esa rebelión, a Tupac Katari (Julian Apaza).

    El odio esclavista colonial contra los habitantes originarios y dueños de estas tierras ahogó en una de las masacres más sangrientas de las tantas cometidas contra esos pueblos en nombre del cristianismo y el coloniaje esclavista español cristiano católico.

    En la plaza del pueblo de Peñas (Cajamarca) el mártir indígena Tupac Katari estaba rodeado de los representantes del poder colonial:

      El cura, representante de la intolerancia e hipócrita rigidez moralista que procura eliminar todo vestigio de todo lo ajeno al oscurantismo supersticioso cristiano que representa, con el fin de minar el más mínimo vestigio de espíritu de lucha y dignidad en los seres humanos o en el indio, como sería el caso, que a su entender no alcanzaba la condición de humano.
      El delegado militar, zafio, desalmado, grosero y tosco que busca imponer por las armas el poder esclavista colonial de su “madre patria”.
      El corregidor, autoridad encargada de dar la forma civil (”civilizada”), en este caso cabría preguntar si civil equivale a decir civilizar, porque la forma civil o legal no era más que la imposición de la civilización del régimen esclavista colonial de explotación y opresión sobre el indígena salvaje.
      Y los notables criollos y chapetones, mediocridad laqaya del despreciable aporte europeo, destinado a destruir la armonia de nuestras instituciones de vida social y trabajo.

    La orden fue dada y los caballos partieron a los cuatro puntos cardinales. Su cuerpo descuartizado fue expuesto por todo el territorio de Kollasuyu, como escarmiento a los indios rebeldes: Su cabeza en el cerro de K’ili K’ili (La Paz); la mano derecha en Ayo Ayo, la izquierda en Achacachi; su pierna derecha en Chulumani y la izquierda en Caquiaviri. Más tarde su esposa Bartolina Sisa, moriría estrangulada por los mismos verdugos.

    Hoy como ayer los pueblos son víctimas de los mismos verdugos simbolizados en la ejecución de Tupac Katari. Empero, la historia es implacable, el destino histórico de los pueblos es de ser libres y por eso Tupac Katari con su inmolación adquirió la cualidad de retornar convertido en millones en distintas épocas, en distintas luchas tanto urbanas como rurales, en las tierras altas como en las tierras bajas.

    5 Respuestas a “Tupac Katari a 226 años de su asesinato”

    1. Paceno29 Dice:

      VIVA EL ESPIRITU E IDEAL DE TUPAJ KATARI!!!

      LA SABIDURIA ES LO UNICO QUE PUEDE SALVAR A ESTE PLANETA!!

      JALLALLA BOLIVIA!!!

    2. marcial jimenez Dice:

      Julian Apaza, más conocido como tupaj Katai, nacio en la Provincia Chayanta del Departamento de Potosi y si lo dudan su fe de bautismo y registro original se encuentra en la iglesia San Juan Bautista de Pocoata.
      Gracias

    3. Jose Luis Beltran Dice:

      No podemos ocultar lo verdadero pero no decir falscedades cuando lo unico que hay que hacer es unir los conocimientos ancestrales para decirles a todo los colonizadores vengan de donde vengan que Bolivia o el Kollasuyo sirve para hacer de Latinoamerica y el Mundo la capital y el centro del nuevo mundo, no solo por sus riquezas sino por lo que tiene dentro de la vedad de la creacion del ser humano.
      La envidia y codicia de los judios en conbinacion con la CIA y las grandes corporaciones digan eso que seremos millones por que la verdad nos hara justicia y todo lo que hay ahora habra siempre todo es absoluto nada es relativo lo demostraremos mas temprano que nunca , estamos trabajando en ello ya lo sabran lo que intentan robar nuestra capacidad historica y mental.

    4. mario lluta Dice:

      El estiritu del hermano Tupac vive en cada uno de nosotros y nosotros somos millones aunque nos degeneraron pero estamos de pie ante los debiles asesinos.
      Jallalla indios

    5. Ponciano Quispe Dice:

      La verdadera historia de nuestros líderes aun falta mucho por investigar, en el pasado y actualmente seguimos siendo explotados por los hijos de los españoles y en el Gobierno de Evo han acaparado el nombre de Tupac Katari y se aprovechan.
      Los hijos de Tupac Katari que somos los aymaras, quechuas, guaraníes y otras etnias (mal llamado indígenas), estamos escribiendo nuestra verdadera historia de nuestra cultura. Nosotros tenemos las mismas capacidades que las culturas que nos han oprimido y nos oprimen actualmente.

    Deja una Respuesta