Salar de Uyuni - Bolivia

Tupac - Katari

LA ESPIRITUALIDAD INDÍA FRENTE AL COLONIALISMO RELIGIOSO

"Ustedes los blancos presumían que eramos salvajes... Cuando cantabamos nuestras alabanzas al Sol, a la Luna o al Viento, ustedes nos trataban de idólatras. Sin comprender, ustedes nos han condenado como almas pérdidas, simplemente porque nuestra religión era diferente de la vuestra. Nosotros veiamos la Obra del Gran Espíritu en casi tado: el Sol, la Luna, los Arboles, el Viento y las Montañas; y veces nos aproximábamos de El a través de ellos: ¿Era eso tan malo?. Yo pienso que nosotros creemos sinceramente en el Ser Supremo, de una fé más fuerte que muchos blancos que nos han tratado de paganos. Los Indios vivendo del lado de la Naturaleza y del Maestro de la Naturaleza, no viven en la obscuridad."
Tatanga Mani o Búfalo Caminante (1871-1967) Nación Stoney (Canada)

espiritu andinoDesde tiempos inmemoriales, el ser humano ha manifectado de diferentes maneras las creencias y prácticas de su vida espiritual. Manifestarse espiritualmente ha sido siempre una necesidad interior, al igual que el sueño, el hambre, la sed, etc.

Hoy en día, también se hace una necesidad para sobrevivir, pues la auténtica espiritualidad de un pueblo constituye el cimiento más sólido para poder resistir a los vientos constantes y furiosos del colonialismo religioso, cultural y económico.

Estos vientos colonialistas venidos del "occidente", continúan incansablemente a soplar, queriendonos derrumbar. Pero, a pesar de siglos, los Pueblos Originarios resistimos de pie, gracias a nuestras Sagradas creencias milenarias y a nuestro modelo de vida comunitario.

Aunque estemos repartidos a lo largo y ancho del Norte, Centro y Sud América, reflejamos creencias y manifestaciones espirituales básicamente similares que son el testimonio de nuestras raíces comunes.

Nombres, personificaciones y símbolos de lo Sagrado, varían de una Nación a otra, pero coincidimos en que somos Obra del Creador, nuestro Padre en que vivimos giacias a la Madre Tierra que nos alimenta; en respetar a las Plantas y Animales de quienes somos semejantes; en contemplar y reconocer la importancia que tiene en nuestras vidas el Sol, la Luna, las Montañas, el Viento, el Agua, las Estrellas y toda la Obra del Creador quien nos ha enseñado a vivir en armonía con Ellos.

Nuestras ceremonias en algunos casos parecidas y en otros diferentes también coinciden en expresar nuestro a agradecimiento hacia todo lo que nos rodea y al Maestro que las creó.

Esa es nuestra auténtica espiritualidad, la cual siempre ha sido incomprendido por los colonizadores quienes han puesto la Religión India en la clandestinidad para imponernos, de diferentes maneras, las Religiones "Oficiales" de los Estados que, hipócritamente, proclaman en sus constituciones la "libertad de cultos".

La enseñanza de las religiones "oficiales", impartidas por las escuelas, iglesias, misiones, etc., son ajenas a nuestros valores espirituales tradicionales y las consecuencias de su imposición en las comunidades son graves.

Muchas de ellas se han visto divididas, algunas han perdido su religión (se sabe que ello precede a la dependencia económica y cultural), en otras los jóvenes no participan más a las ceremonias y su relación social con los ancianos es menos constante; esas son, entre otras, las consecuencias del colonialismo religioso, llevadas adelante por "pastores" que atraviezan nuestras comunidades buscando aumentar su "rebaño".

Son muchos los grupos de profesionales y las sectas religiosas que conciente o inconcientemente actúan como punta de lanza del colonialismo actual.

Felizmente, nuestro sólido cimiento hace nuestra resistencia más grande y como ejemplo recordemos que varias comunidades denuncian y rechazan la interferencia de sectas como los Mormones. Es necesario destacar que en esta "cruzada" moderna sólo muy pocas personas trabajan con mucho respeto por el bienestar de las Comunidades originarias.

Si bien es cierto que en Norte América los invasores fueron ingleses y franceses, su actitud hacia los Indios no los diferenciaba en casi nada de los españoles, portugueses y holandeses; es decir incomprensión y represión de las creencias indias, imposición de las religiones occidentales.

Hoy en día, muy poco ha cambiado, lo que hace de ese proceso colonizador uno solo; pero por otro lado también es una sola resistencia y lucha por el derecho de mantener nuestra religión. El fundamento de este derecho podemos resumirlo en la declaración de Roberta Blackgoat de la Nación Dineh (Navajo), que dijo: "Nosotros tenemos nuestras propias leyes que el Creador nos ha dado."

Así como la hierba que crece a través del cemento de la ciudad, la Religión India aún vive y en los cuatro lados de nuestros territorios continuamos con nuestras ceremonias y espiritualidad.

En Estados Unidos, hasta se realizaba "clandestinamente" las ceremonias de la Danza del Sol, una de las más antiguas e importantes, la cual fué prohibida por el gobierno de ese pais; así mismo, elementos ceremoniales como el peyote habían sido también prohibidos.

Ahora Estados Unidos subvenciona al ejército y la policia boliviana para matar a los que protestan por la erradicación y la destrucción de plantaciones de coca, el cual es necesario para la vida espiritual y física de los Pueblos Andinos.

Arriba

V o l v e r - P o r t a d a