Perú. La minería lo único que hace es saquear nuestros recursos

Entrevista a la presidenta de la Federación de Mujeres de Cusco “Micaela Bastidas»:
“La minería lo único que hace es saquear nuestros recursos»

Se llama Mari Luz Carhuasuica y preside la Federación Regional de Mujeres de Cusco Micaela Bastidas Puiucagua. Desde ese cargo y una militancia ejemplar al lado de las compañeras de su organización está enfrentando la voracidad de las mineras en la provincia de Espinar y otros sitios del Cusco. En los últimos meses ha habido movilizaciones y también una feroz represión por parte de la policía a órdenes del gobierno de Martín Vizcarra, que defiende los intereses de las trasnacionales mineras.

Carlos Aznárez y María Torrellas / katari.org
-Cuéntenos cómo está la situación en El Espinar por las protestas contra las mineras, sobre todo la trasnacional Glencore.
-En efecto hace unos días hemos sido partícipes en Cusco, la Federación y la Confederación han marcado sus voces a través de pancartazos frente a la inversión de las empresas extranjeras que vienen atropellando derechos en la provincia de Espinar y pueblos aledaños. Dentro de este grupo de pueblos hay etnias a las que, es claro y visible, que la minería no está aportando como debe ser, con impuestos.

Se dice “el canon minero” pero es un título porque ellos le pusieron ese nombre. No llega nunca a los municipios de esos lugares, donde hay minería, el dinero con el cual se pudieran realizar obras de envergaduras, como carreteras, colegios, hospitales o entidades que tengan que ver con que nosotras podamos acudir para estar al servicio de las instituciones públicas. Acá en Perú vienen concesionándose muchas empresas, incluso las nuestras, las soberanas.

-Me imagino que como viene ocurriendo en otros países, en tiempo de pandemia las empresas siguieron avanzando en sus planes…
-Con esto de la pandemia, mientras hemos estado encerradas en estos tres meses, aparece una lista de empresas que había concesionado el Estado. Y si ya habían cerrado contrato, este año, han aplicado concesiones lo mismo por 30 o 40 años.

Espinar es un sector pobre, donde los pobladores del sector han exigido el subsidio de mil soles a cada uno, que es irrisorio para lo que ganan las trasnacionales mineras. Aunque se sumara una cantidad entre todos los pobladores, no hace a la diferencia de lo que ellos vienen explotando y sacando del país sin pagar los impuestos. Por eso, se han dado estos enfrentamientos, porque la minería de Antapaccay no quiere apoyar o subsidiar a estos hermanos que se encuentran en un momento de pobreza muy grande, en un momento de falta de auxilio y salud, falta de educación de calidad, porque no hay estructura de colegios, no hay tecnología en los colegios.

Los hospitales, son pequeños y los llamamos “posta”, que es una casa donde ellos toman por alquiler. Alli en esas postas, no hay el implemento necesario. En Cusco incluso tenemos estos problemas, llegamos a un hospital o a una posta, en donde no se ve la tecnología en salubridad para poder sentirnos bien atendidos.

¿De que estamos hablando? La minería lo único que hace en nuestro país es saquear nuestros recursos. Aquí también, no solo en Espinar, estamos hablando de zonas como Tía María y Arequipa, cuyos pobladores están amenazando en salir a una protesta masiva a fin de decir, ¡esto no va! El gobierno nos está haciendo enfrentar pueblo a pueblo, y lamentablemente, también las fuerzas armadas.

Las fuerzas uniformadas salen a maltratar por órdenes del gobierno, obviamente, detrás del gobierno, las empresas transnacionales, a órdenes de ellos, salen los ejércitos armados y la policía a arremeter, a maltratar, a pegar, a insultar, a lanzar palabras grotescas a mujeres, varones y niños, sin medir las consecuencias que se han dado en el Espinar.


-En Espinar, es evidente que quisieron dar una lección represiva para intentar disciplinar a quienes se levanten a protestar.
-Ha habido enfrentamientos, ha corrido mucha sangre, ha habido muchos hermanos que han quedado internados en el hospital producto de esta represión. Se ve en los videos de las redes cómo las mujeres y hombres están sangrando por la cabeza, se ve a la noche, a la policía tomando armas y caminar en las calles causando miedo y temor, lanzando con palabras gruesas, insultando a la población, haciendo disparos al aire.

Parecía el escenario de Bolivia con la dictadura. Vi este mismo cuadro en Bolivia y ahora en Espinar. ¿Qué está sucediendo acá? El gobierno no está gobernando para el Perú, el gobierno lamentablemente se ha puesto al servicio de empresas transnacionales que lo único que hacen es explotar, robar y no cumplir con los pagos de impuesto, acá es del 18%.

Muchas empresas extranjeras deben, como aerolínea LATAM, que acá cambio el nombre, deben millones y millones. Muchas empresas deben y no pagan y por lo tanto no hay dinero en las arcas del Estado. El gobierno lo único que hace es subsidiar esos bonos de 760 soles, 350 soles con dinero del Estado. Entonces, el gobierno no está cumpliendo en exigir a las empresas trasnacionales que peguen las deudas millonarias que tienen ante el Perú. Ellos, sin embargo siguen robando. Siguen explotándonos. Pero el pueblo ya ha despertado, se dio cuenta de lo que está ocurriendo con el gobierno del presidente Martin Vizcarra y con las empresas transnacionales que no cumplen y evitan que el Peru se desarrolle en todo aspecto.

Necesitamos en el Perú una transformación educativa, que haya atención en salud, y nos preguntamos de donde debería a salir este dinero, obvio que de las empresas transnacionales que deberían pagar. Ojalá se imitara al gobierno de Evo Morales que puso condiciones a que estas empresas trasnacionales se subordinen a las políticas del Estado y a una constitución política. Y Bolivia se había desarrollado tecnológicamente, había avanzado, ahora con la dictadura está ocurriendo otra cosa. En Perú no se ve eso. Nos están intentando callar con la cuarentena.

En Cusco se va a ampliar la cuarentena, nos están obligando a usar elementos para el COVID, tenemos muchos hermanos que están falleciendo. Mientras el Estado sigue privatizando. La minería no aporta, la minería no ha cumplido en hacer convenios pacíficos con el pueblo y que estos pueblos se desarrollen. No estamos en contra de la inversión de afuera, pero queremos que estas empresas en Perú y en Cusco principalmente, paguen los impuestos.


-¿Cómo están enfrentando esta situación tan grave de pobreza, desde su condición mujeres, con sus hijos e hijas, recibiendo con esos subsidios paupérrimos?, ¿Que redes están armando para apoyarse entre ustedes?
-Aprovechando las redes, como no podemos salir, nosotras no podemos callarnos, creo que de todo lo que vemos alrededor, la rabia nace en nosotras como mujeres. La rabia al notar que el futuro de nuestros hijos es inseguro, les están quitando el derecho a la vida y otros derechos. Esa rabia ha hecho que las mujeres nos pronunciemos. Hemos salido desde la Federación y Confederación Micaela Bastidas con nuestros pancartazos, inclusive hemos gritado por una nueva Constitución, que el gobierno llame a una asamblea constituyente. Porque esta que tiene Perú es de 1993 y el autor es el gobierno de Fujimori, ese fujimorato que hoy quieren hacerse una dinastía.

La delincuencia que nos roba en el país está escondida detrás de esa institución, nosotros, los peruanos, desde la Federación estamos alertando despertando y gritando que el gobierno debe llamar a una asamblea constituyente porque el futuro es incierto. Aca en Perú ya no sabemos si mañana nuestros hijos van a tener un trabajo estable, si van a tener salud de calidad, la confianza de tener hijos con derechos.

Eso hace que las mujeres salgamos a poner nuestra posición política. La mujer es el cambio de este sistema neoliberal, porque las 24 horas del día está con su hijos, la mujer debe cumplir rol de madre y educadora y en eso formar niños y niñas como nuevos líderes, formar nueva visión analítica y filosófica. De nosotras depende este cambio de sistema, si las mujeres no estamos de la mano, informadas, participando en política, participando desde una organización social, desde una base, no vamos a poder llegar con nuestras voces.

Es por eso que la Federación en Cusco nace en octubre de 2019 con este fin de empoderar a la mujer pero en qué sentidos, de liderazgo, de la mujer que tiene que ocupar espacios y se haga notar la voz. Basta de que se manejen lenguajes divisionistas, creo que estos aspectos de tipo personal y social, de la propia coyuntura no tienen que hacerse. Los problemas no tienen que opacar la lucha de la mujer, nosotras somos una institución independiente, trabajamos según la coyuntura política y tomamos posición.

Queremos que las mujeres participen políticamente, porque en abril hay nuevas elecciones. Invito a las mujeres a sumarse a este tipo de luchas, que armen organizaciones y desde esas organizaciones hagamos fuerza y a nivel de nuestra América nos unamos en la Abya Yala. Es urgente que América del Sur empieza a recuperar la hermandad que tenía antes.

Es necesario reivindicarnos como países hermanos empezar a trabajar articular y que las mujeres salgan ya a la luchas reales. Quisiera invitarlos a que por favor ustedes a través de este medio inviten a mas mujeres y nazca una organización de Micaelas, donde las mujeres hagan notar su voz desde las bases, porque solamente así vamos a lograr el Abya Yala y recuperar la independencia y la soberanía que tanto anhelamos, que es necesario para el futuro de nuestros hijos.
Transcripción: Julia Mottura

Los comentarios están cerrados.